dijous, 11 de novembre de 2010

Hiperactividad Improductiva

Recientemente (no sabría concretar exactamente cuándo) se anunció un nuevo trastorno de conducta; un trastorno producido principalmente por el uso de Internet: la Hiperactividad Improductiva. La Hiperactividad Improductiva es un trastorno de la conducta caracterizado por una intensa actividad motora sin un objetivo aparente. En ocasiones la hiperactividad improductiva va de la mano del déficit de atención y, juntos, derivan en una notable dificultad para la concentración con el fin de desarrollar tareas asociadas a las funciones cognitivas* más básicas.




Este trastorno se asocia al uso de Internet. ¿Por qué? Porque Internet en muchas ocasiones (no todas) y para muchos usuarios (no todos) genera una lectura rápida, con contenidos muy sintetizados; pero sobre todo porque en Internet estamos continuamente cambiando. Con un solo clic, rápidamente, cambiamos de web. En Internet tenemos muchas fuentes de interés como buscadores, redes sociales, cuentas de email, etc. Cambiamos de una a otra, queremos absorberlo todo, rápido, y más y más. Pero muchas veces esto conlleva una vista muy superficial de las cosas que hace que no estemos concentrados en sólo una de ellas durante un rato. Además (al menos me pasa a mí) no resulta cómodo leer largos textos de la pantalla.
Tratamos de dividir nuestra atención en "n" focos distintos y nos interrumpimos constantemente de unos para pasar a otros. A la larga esto hace que perdamos la costumbre en concentrarnos.

Hoy en día la cosa se acentúa: blackberry, iphone, twitter, email, facebook, google, flickr, myspace, etc. Vamos a poner un ejemplo. Pongámonos en la piel del señor X o la señora Y y veamos una inventada pero posible sucesión de acontecimientos:
- Me conecto para consultar el correo de hotmail.
0,5 segundos después - ¿Quién es el director de la película que vi ayer? Voy a consultarlo en google.
Entra en varias páginas y empieza a leer.
5 segundos después - Un momento! Que iba a consultar el correo. Bandeja de entrada. 15 correos nuevos. Vaya. Empiezo a leer el primero. Me lo he leído en diagonal. Después lo leo con calma y lo respondo.
- Voy a entrar a facebook y lo dejaré como fondo de pantalla.
- Z ha colgado nuevas fotos!
Suena el móvil - Ha llegado un sms. Se convierte en la prioridad.
- Me conecto a Skype. Tengo que hablar con K. Está conectado. Le estoy llamando.
- Mensaje en BlackBerry Messenger
- Entro en gmail.
- Vaya! Hoy Aún no he actualizado twitter
...

A la persona del ejemplo fácilmente se le puede pasar toda la mañana y tal vez no ha hecho nada de lo que tenía que hacer, o sólo una cosa de tantas o varias pero mal y a medias. (A mí no me ha pasado nuuuunca eehh ;) ).

Como todo, se trata de que nos impongamos centrarnos en una cosa hasta que la acabemos para luego pasar a la siguiente. Se trata de aprovechar los beneficios que aporta Internet siendo eficientes y organizándonos. Establezcamos prioridades y concentrémonos en las cosas, de una en una.

Impongamos nuestro ritmo.

__________________________________________
* Funciones Cognitivas: Las funciones cognitivas son un conjunto de "capacidades" del cerebro como por ejemplo: la memoria, la atención, el lenguaje, el razonamiento...

dimarts, 12 d’octubre de 2010

Beber o no beber TANTA agua

Copio a continuación una entrevista extraída del blog de Alvarez Galloso http://alvarezgalloso.wordpress.com sobre beber agua.
Seguro que alguna vez alguien nos ha dicho: "... tienes que beber de 2 a 3 litros de agua cada día...". Son tantas las cosas que se oyen o se leen que personalmente me gusta conocer la opinión de expertos en la materia para así entre unas cosas y otras poder llegar a una conclusión.  

Entrevistado: Dr. Juan José Rufilanchas Sánchez (JJ:). Cirujano cardiovascular del Hospital Ruber Internacional de Madrid.   
Entrevistador: Julio César Iglesias (JC:), periodista

 

 

JC : Ahora mismo tenemos la moda del consumo extraordinario de agua, 2 o 3 litros de agua al día. ¿Es objetivamente bueno el consumo de agua y en qué proporción?

JJ : El 60% – 70% de nuestro peso es agua. Hay una moda que consiste en estar tomando continuamente agua, y eso que para una persona normal no tiene mucha trascendencia, para los enfermos cardiópatas, sobre todo, es una barbaridad, porque al final lo que hacen es acabar con insuficiencia cardiaca o con líquido en los pies o en la tripa, lo que llamamos edemas, y no tiene sentido que esos pacientes estén tomando diuréticos para extraer agua y sal, que es lo que no saben manejar bien y, sin embargo, estén tomando 2 ó 3 litros de agua diarios, como les hacen creer los medios: periódicos, televisión, etc…

JC : ¿En qué medida debemos consumir el agua?

JJ : Si uno tiene los riñones bien, el corazón bien y el hipotálamo -que es donde está el centro de la sed- también bien, pues debe de beber agua cuando tiene sed; ni una gota más ni una gota menos . ¿Qué es lo que ha pasado? Pues, primero, que hay una campaña de marketing muy importante para que todos bebamos agua, y seguramente llenemos los bolsillos de empresarios que no conocemos; y, segundo, el fenómeno del estar bien.
Las esteticistas son nuestras grandes enemigas, son las que han convencido a mujeres, y a hombres también, de que bebiendo mucha agua se quitan las arrugas, y no es verdad, ya que no se quita ni una sola arruga bebiendo agua.
Yo invito a nuestros lectores a que hagan una prueba: Que se pesen ahora mismo y, a continuación, se beban 2 litros de agua, se vuelvan a pesar y pesarán 2 Kg. más, ya que cada litro de agua pesa un kilo.

Esa agua va a los riñones, los cuales la van a filtrar enviándola a la vejiga. Cuando empiecen a orinar, en 1 o 2 horas orinarán dicha agua. Se vuelven a pesar y pesarán lo mismo que al principio. ¿Qué han hecho? Han intercambiado el agua de su cuerpo. Al cabo de esas 2 horas, el número de moléculas de agua que hay en su cuerpo es exactamente el mismo que había 2 horas antes.  
Lo peligroso no es la deshidratación sino la intoxicación por agua.
Los atletas que en los maratones se mueren o se colapsan, sabemos desde el año 2002, que es por intoxicación por agua.
En la maratón de Boston, el año 2002, a 488 corredores se les sacó sangre antes y después de correr la maratón, y se vio que la mayor parte de los corredores tenían el sodio bajo, es decir, habían bebido demasiada agua; y que los que colapsaban y los que llegaban a la meta y perdían el conocimiento o estaban confusos, no sabían lo que hacían, pues todos ellos tenían intoxicación por agua.
Ninguno de los que tenían cierta deshidratación, tenían ningún problema de confusión ni de síncope, es decir, que lo que mata es la intoxicación por agua y no la deshidratación.
 
JC : ¿Cuáles son los efectos de la bajada de los índices de sodio?

JJ : A partir de un sodio bajo, de menos de 125 partes por 1.000, se empieza a tener temblores, confusión, pérdida de memoria y, al final, uno se puede colapsar y hasta morirse.
Tengo aquí la foto de una chica inglesa que había tomado drogas, se encontró mal y pensó que estaba deshidratada, y se bebió 3 ó 4 litros de agua inmediatamente. Y, ¿qué es lo que pasa? Que hasta que los riñones empiezan a filtrar esa agua, las células se hinchan transitoriamente y también se hinchan las células del cerebro, que están metidas en un cofre, que es el cráneo, que no se puede dilatar. Por lo tanto, las células del cerebro se encuentran aprisionadas, pudiendo llegar a un trastorno nervioso que lleva al coma y a la muerte. Debido a este mecanismo es por lo que se muere la gente que corre en los maratones: porque entran en edema cerebral y al final se puede uno morir por intoxicación de agua.
 
JC : ¿Los síncopes son accidentes siempre graves?

JJ : No necesariamente. Hay síncopes vasovagales que apenas tienen trascendencia. Los síncopes son un signo de alarma que hay que estudiar. Hay muchos tipos de síncopes, por ejemplo, la lipotimia es un síncope y nadie se alarma por una lipotimia sin más.
 
JC : ¿Cuál sería el consumo natural, aceptable, plausible de agua? 

JJ : Hay dos puntos. La persona que está haciendo una vida normal, y el atleta o persona que entrena mucho.
La persona que no hace ningún tipo de ejercicio físico importante, tiene que beber lo que tenga sed, ni una gota más ni una gota menos.Tenemos el centro de la sed y si, por ejemplo, usted se come ahora una anchoa (anchoveta salada en conserva) que contiene mucha sal, a los cinco minutos necesita usted beber, y lo que le pide su cuerpo beber es la cantidad de agua exacta que usted necesita para disolver la sal que contiene esa anchoa.

Es un mecanismo tan fino que no lo puede duplicar nadie, y, sobre todo, no lo puede duplicar la televisión, donde se ve un anuncio que invita a tomar 2 o 3 litros de agua al día. Eso es publicidad engañosa y alguien deberá meter mano en esta historia, porque eso no induce más que a que gane mucho dinero gente que nos está engañando. Los atletas es otro problema.

Siempre se ha dicho a los atletas ‘bebe por delante’ y eso además se ha trasmitido también al público. Bien, pues está claro que el atleta bueno, el que gana el maratón, ha bebido mucha menos agua que el que llega de último.
El último es el que ha estado bebiendo todo el tiempo y al final tiene intoxicación por agua. Bueno, igual bebe porque no es bueno, y su carrera en vez de 2 horas dura 6 horas Los atletas buenos
beben poco y, en todo caso, están un poco deshidratados, no sobrehidratados. Estar sobrehidratado no es nada bueno. 
 
JC : ¿A usted le parece que beber 3 litros de agua diarios es una barbaridad?

JJ : Sí, me parece una barbaridad, ya que lo único que está haciendo es intercambiar su agua. Si de verdad el agua le hubiese servido para algo, a la mañana siguiente pesaría 3 kilos más. 

JC : ¿Ni siquiera ha mejorado algo el riñón, no se ha producido ninguna limpieza celular? Le hablo de tópicos que escuchamos.

JJ : En absoluto se produce ninguna limpieza celular. En todo caso, lo que hacemos es hacer trabajar al riñón de más o sin necesidad

dimarts, 21 de setembre de 2010

"Hazte Industrial", "Me hago Doctor"

Diría que si no todo el mundo, mucha gente conoce el famoso vídeo "Hazte Industrial", desarrollado por algunos estudiantes de la ETSII (Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales) de la UPM (Universidad Politécnica de Madrid). Lo recomiendo. Los que han estudiado Ingeniería Industrial en la UPM o en otra universidad (como por ejemplo en la UPC, Universitat Politècnica de Catalunya) estarán de acuerdo conmigo en que la letra "la clava" bastante y es muy pegadiza (claro es una melodía Disney). Nos hemos sentido identificados. Aquí lo tenéis:



Me ha resultado divertido observar que el vídeo arriba mencionado sirvió de inspiración para otras personas, que lo adaptaron a su situación, y éste fue el resultado elaborado por estudiantes de doctorado diría que de Biología (UB, Universidad de Barcelona). No tenía pensado hacer el doctorado aunque ahora lo veo desde otro punto de vista:

La decisión: Me hago doctor



Después se animaron con la parte 2:
Por dios, basta ya (yo sólo quiero cobrar) / (parte 2 -La Financiación- de "Tesis: el musical")




Parte 3: 
Doctoras al poder (parte 3 -La Ilusión- de "Tesis: el musical") 

Parte 4:
Help! (parte 4 -La Estancia- de "Tesis: el musical") 

Parte 5:
Y ya estoy estresao (parte 5 -La Histeria- de "Tesis: el musical")



Finalmente, parte 6:
Escribir así es un sinvivir (parte 6 -La Escritura- de "Tesis: el musical")


Si alguien desea más información, puede consultar su página en Facebook: http://www.facebook.com/pages/Tesis-el-musical/137068719646421

diumenge, 19 de setembre de 2010

Goodbye Alpargatas

Me encantan las alpargatas. Por este motivo me entristece tener que decir adiós a estos ejemplares que durante tanto tiempo me han acompañado, y con los que tantos momentos he compartido.


Normalmente las uso para andar por casa, aunque en ocasiones puntuales para salir a la calle. Si sales a la calle con ellas sólo debes pisar terrenos bien secos ya que la suela es de esparto y te acabarás mojando los pies. Éste es su punto débil, pero como todo en este mundo, también tenían que tener algo malo. Pero me gustan en su conjunto y su desventaja se convierte en algo que les da personalidad. Me gustan las alpargatas.